Pasajeros del Titanic #8: Noël Leslie, Condesa de Rothes

Como ya hemos visto en entradas anteriores sobre pasajeros del famoso transatlántico Titanic, la mayoría de las personas que viajaban en él, eran completos desconocidos que viajaban juntos, (pero no revueltos) hacía un destino común: Nueva York. Por desgracia el buque no tuvo suerte, y salvo algunos privilegiados que lograron salvar su vida, solo pudieron escapar de vivir aquella horrible tragedia aquellos que abandonaron el barco en alguna de sus escalas.

Sin embargo, no todos los pasajeros eran personas sencillas y desconocidas. Parte de la flor i nata de la alta sociedad de aquella época se embarcó en aquel viaje. Ese es justamente el caso de la persona que conoceremos hoy. Se trata de la condesa de Rothes, Noël Leslie.

by Bassano, whole-plate glass negative, 26 April 1917

Corría el año 1878. El día de Navidad, Noël llegó al mundo de madrugada. Nació en el seno de una familia adinerada y fue la hija única del matrimonio formado por Thomas Dyer Edwardes y Clemetine Villiers. El nacimiento se produjo en la residencia familiar en Kensington.

La familia era poseedora de una gran riqueza. Entre otras posesiones, el padre de familia era propietario de una abadía convertida en residencia. Noël tenía una belleza muy distinguida y elegante. De tez blanca y cabello castaño escuro, tenía los ojos azules y una figura esbelta.

El 19 de abril del año 1900 Noël, a la edad de 22 años, contrajo matrimonio con el décimo noveno conde de Rothes, Normal Evelyn Leslie. De este matrimonio nacieron dos hijos:  Malcom George, (el que más tarde se convertiría en el XX Conde de Rothes) y John Wayland, en 1902 y 1909 respectivamente.

En 1912, Noël abordó el transatlántico Titanic en Southampton. La acompañaban sus padres, la prima de su marido, Gladys Cherry y su doncella, Roberta Maionai. Noël tenía 33 años.

La noche del 10 de abril, los padres de Noël abandonaron el barco en una de sus escalas, el Cherburgo. De no haberlo hecho, el padre de Noël habría perdido la vida.

La madrugada del 15 de abril, el Titanic choca fatalmente contra un iceberg rasgando gran parte del lateral de la proa del barco, condenándolo a un inminente hundimiento.

La condesa y sus acompañantes recibieron la trágica noticia cuando se encontraban en sus camarotes. Más tarde acudieron a cubierta donde fueron rescatadas en el bote salvavidas número 8. El marinero encargado de dirigir el bote fue Thomas William James. Thomas le pidió a Noël que se encargara de gobernar el timón y más tarde elogió sus habilidades de liderazgo.

 

Aquella noche, la condesa puso el bienestar de los demás pasajeros, por encima del suyo propio, remando incansablemente hacia un lugar seguro mientras el barco se hundía. Ella misma contó posteriormente en una entrevista, que le pidió a su prima Gladys que tomara el timón del bote para poder consolar a una joven muchacha española recién casada; su marido se había quedado en el buque. Ella era: María Josefa Peñasco.

Después de calmar a la joven, Noël volvió al timón, dónde se mantuvo toda la noche sin dejar de intentar animar a todas las mujeres del bote. De madrugada fueron rescatados por el buque Carpathia.

Noël siguió cuidando a las mujeres y a los niños de tercera clase rescatados, ella sabía que lo habían perdido todo. Con ello se ganó el apodo de “la Condesa valiente”, aunque nunca le gustó recibir alabanzas.

Pudimos ver la representación de la figura de la condesa en la película de James Cameron de 1997 “Titanic”.

Actrices de “Titanic”, de James Cameron. 1997

Murió el 12 de septiembre de 1956 a la edad de 77 años (algo inusual en aquella época). Noël tuvo una vida larga y feliz pero el recuerdo del Titanic la acompañó siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *