El auténtico almacén de antigüedades de Dickens

Si has leído a Dickens alguna vez , es posible que te encante o tal vez lo detestes. Charles Dickens es uno de los máximos representantes de la novela de su tiempo. Siempre haciendo gala de la crítica social que reina en sus obras, este autor tiene autenticas obras de arte que le hacen inmortal pese a haber vivido en el siglo XIX. Una de ellas, quizá no de las más conocidas, es la llamada Almacén de antigüedades.

En ella, una vez mas vemos el gran contraste social de la época victoriana dónde la clase alta disfrutaba de infinidad de privilegios y vivía de la rentas generadas por su patrimonio mientras que las clases trabajadoras mas pobres subsistían a duras penas cobrando sueldos muy bajos y habitaban barrios muy empobrecidos con escasez de higiene donde eran habituales las empidemias, la delincuencia, o la muerte infantil. Este grado de critica de Dickens era muy bien recibida por todos ya que era un fiel retrato de la realidad social y los lectores se sentían identificados.

En esta ocasión la acción se inicia en Londres, en una tienda de antigüedades regentada por una anciano que vive con su nieta, una niña llamada Nelly, ante la mala situación económica que atraviesan, el anciano intenta por todos los medios mejorar su situación, siendo consciente del futuro que le espera a su nieta. Todo ello le hacer recurrir a un malvado prestamista llamado Quilp del que mas tarde, los dos protagonistas intentaran huir con la esperanza de perseguir una vida mejor, un trágico y duro camino que Dickens describe de manera triste y sentimental.

Pero por ahora nos vamos a centrar en la tienda de antigüedades, que es real y sigue en pie a día de hoy. Esta situada en Londres, en el barrio de Holborn y es el establecimieto mas antiguo de Londres, lugar que muy probablemente inspiró a Dickens para su obra. Se construió en el siglo XVI. Unas grandes vigas de madera de antiguos barcos forman su techo y se dice que durante el reinado de Carlos II, este lugar fue entregado a una de sus amantes para convertirla en una lechería. Dickens la conoció como tienda de antigüedades y curiosidades, y tras haber sido también una tienda de recuerdos actualmente es una zapatería. Puede visitarse el exterior pero el objetivo del interior de la tienda es únicamente la actividad comercial por lo que no recibe a turistas.

Si tenéis intención de ir a Londres no dudéis en visitarla!:

13-14 Portsmouth St, London WC2A 2ES, Reino Unido

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *